Para poder saber qué producto se adapta mejor a tus necesidades, hay que tener en cuenta cuál es tu tarifa de luz y gas ideal, según:

  1. Tus hábitos de consumo.
  2. Tu necesidad de contratar otros productos y servicios: si contratas de forma conjunta productos energéticos y otros servicios te puedes beneficiar de más ofertas o descuentos que si lo hicieras de forma independiente.
  3. La potencia que tienes contratada.