Esta medida se ha aplicado a todos los comercializadores de energía, tanto para electricidad, como gas y derivados del petróleo y es independiente de esquemas legales o tarifarios.