El valor que corresponde al año 2015 son 0,24 €/MWh. Este importe representa menos de un 0,2% de la factura en la mayoría de los clientes, lo que quiere decir que apenas lo vas a percibir. Las facturas con consumos a partir del 1 de enero de 2015 incluirán este concepto y el valor no oscilará hasta la siguiente revisión de precios de tu contrato.