¿Cómo podemos reducir el consumo de las redes de aire comprimido?

De la energía total suministrada a un compresor, tan solo entre un 8% y un 10% puede ser convertida en energía útil que sea capaz de realizar un trabajo en el punto de uso.

Esto nos da una idea de la importancia que tiene en estas instalaciones el hecho de tomar medidas que reduzcan el desperdicio, ahorrando energía y dinero.

redes-aire-comprimido
  • Todos los sistemas de aire comprimido tienen fugas de aire, incluso los nuevos.
  • La reducción de las fugas de aire es, en la mayoría de ocasiones, la acción más importante a tener en cuenta a la hora de generar ahorros energéticos.
  • Para un mejor rendimiento del compresor, el aire aspirado debe estar limpio y frío.
  • El aire aumenta su volumen específico con la temperatura por lo que cuanto más caliente este, menor cantidad de aire se introduce en cada ciclo de compresión.
  • Esto hace que disminuya el rendimiento del compresor.
  • La situación inversa (menor temperatura) produce un efecto contrario, es decir, el aumento del rendimiento.
  • La recuperación de calor de un compresor refrigerado por aire es bastante sencilla, el método más común es el empleo directo de la salida del aire de refrigeración para suplementar la calefacción de recintos.
  • En su forma más simplificada significa colocar el compresor dentro de un área que precise calefacción.
  • De esta manera puede recuperarse aire caliente en el entorno de 50-60°C
  • Muchos compresores tienen la característica de funcionar alternando ciclos de carga y descarga.
  • Los ciclos de carga son productivos, los de descarga no y en ellos el motor trabaja en vacío sin producir aire comprimido y demandando una potencia de aproximadamente el 20% de su potencia nominal.